La Comunidad Rural de Quiñota en las zonas altoandinas del Cusco

Esta historia que les voy a contar es una historia de una comunidad rural remota de los Andes Peruanos. Es una comunidad que tuve la oportunidad de visitar a lo largo de mi experiencia profesional en el Perú y que cambió mi manera de ver las cosas. La comunidad del anexo de Quiñota se encuentra situada en la provincia de Chumbivilcas que es una de las trece que conforman el departamento del Cuzco en el Perú.

Es una comunidad vió que sus condiciones naturales y su entorno empezaron a cambiar. El ciclo de las cosechas cambió y las temporadas de siembra también. Otros de los efectos negativos del cambio climático sobre este entorno, fue deforestación por causa humana ya que la comunidad para obtener ingresos económicos adicionales comenzó a explotar su poca superficie maderera y como consecuencia los suelos se empobrecieron aumentando su erosión. Las fuentes de agua que regaban sus cultivos y usadas para el consumo humano también se vieron afectadas. Todo esto al final de la cadena, tenía una influencia directa sobre las condiciones de vida de la comunidad y su bienestar. Un efecto directo sobre su economía familiar ya de subsistencia y ponía en peligro su sustento.

Es una comunidad vió que sus condiciones naturales y su entorno empezaron a cambiar. El ciclo de las cosechas cambió y las temporadas de siembra también. Otros de los efectos negativos del cambio climático sobre este entorno, fue deforestación por causa humana ya que la comunidad para obtener ingresos económicos adicionales comenzó a explotar su poca superficie maderera y como consecuencia los suelos se empobrecieron aumentando su erosión. Las fuentes de agua que regaban sus cultivos y usadas para el consumo humano también se vieron afectadas. Todo esto al final de la cadena, tenía una influencia directa sobre las condiciones de vida de la comunidad y su bienestar. Un efecto directo sobre su economía familiar ya de subsistencia y ponía en peligro su sustento.

La causa de la degradación de las condiciones de vida de la comunidad fue rápidamente identificada, el cambio climático. Por ello la comunidad decidió adaptarse al nuevo entorno y decidieron poner en marcha un proyecto de dimensión comunal. Asi desde el gobierno comunal decidieron idear un plan comunal de adaptación a los efectos del cambio climático para mejorar la vida de todos los habitantes de la comunidad. Los líderes comunales de este Comunidad vieron la necesidad de abordar este problema con un proyecto integrado sostenible para restablecer el equilibrio en su comunidad que se había truncado por los efectos del cambio climático.

El proyecto de desarrollo sostenible estaba liderado por la Lideresa Comunal, Flora una mujer que había resultado electa recientemente y que había decidido adoptar un rol reservado tradicionalmente para los miembros masculinos de su comunidad para luchar por su supervivencia. Resulto elegida como representante de la comunidad y formó un equipo de gobierno formado básicamente por hombres. Y con todo este equipo decidió emprender este proyecto integrado y sostenible por y para su comunidad.es una mujer cuya historia, valentía y determinación al frente del gobierno comunal generaron un cambio sustancial en la vida de la comunidad.

Flora y su equipo de gobierno

Un elemento muy importante de este proyecto integrador y sostenible de desarrollo de la comunidad, fue, aportar una vertiente de mejora de las condiciones de vida vinculado con la mejoras de las condiciones de vida en el hogar (viviendas saludables) y el uso de energías limpias y renovables para reducir el impacto en la comunidad.

También se promocionó anexo a este proyecto otras fuentes de ingresos para la comunidad para dotar a las familias de un desarrollo económico para incrementar su poder adquisitivo a través de granjas de cuyes (conejillos de indias) y como complemento de su dieta.

Flora es una mujer a la que conocí y me impactó, y me convenció cada vez más de lo importante que es trabajar desde la comunidad por un desarrollo más sostenible y humano. Con Ayni Viru estamos trabajando en esta dirección y queremos que todos seais participes de ello!

Annunci

Silvia

Aquì va la version en ES:

Ahora me tocan a mí las presentaciones! Después de haber estado insistiendo tanto para que mis compañeros en esta aventura lo hagan, tengo que dar buen ejemplo. Desde el principio esta aventura ha sido una idea mía; y las ideas a menudo se generan de experiencias de vida vivida…por lo tanto, empezamos desde el comienzo de todo.
Soy Silvia, tímida, soñadora, viajera. Amo a mi familia, no obstante sea un poco rara, y mis amigos, todos tan diferentes y tan especiales para mí. Me encanta leer, la fotografía, la capoeira, el deporte, las actividades al aire libre, las montañas, cocinar, sumergirme en culturas diferentes de la mía cuanto más pueda, a través de la lengua, de la literatura, del cine, de la gastronomía…

Me encanta en particular el español y la cultura hispanófona. Tengo un interés y una pasión especial hacia América Latina. No sé exactamente por qué, en realidad; es una pasión visceral, constante…me siento como en mi casa en América Latina, no obstante aunque mi ritmo de vida normal ande  5 veces más rápido que el ritmo latino.

Hace 5 años me establecí por una temporada en el Perú, en Arequipa, donde estuve trabajando para una ONG belga. Antes ya había estado en el Perú y en Arequipa, pero vivir allí es otra historia, y todo un gran descubrimiento!
Me enamoré aún más del cielo azul, de los Andes y de sus volcanes, de la naturaleza que deja sin palabras, de la cerveza Cuzqueña, de la gastronomía (que me ha dejado varios kilos como suvenir), de la gente, de las colores, de la música…

Durante mi estadía en Arequipa, me choqué contra la realidad también; la vi y toqué con mis manos – gracias también a las actividades y a los proyectos de la ONG – las condiciones de vida de las comunidades que viven a miles de metros de altura, donde las condiciones atmosféricas y medioambientales son muy duras, donde el sol – tan lindo y caliente – quema las mejillas de los niños, que desde muy jovencitos se encargan de llevar los animales al pasto durante interminables días; donde las temperaturas en invierno llegan a ser tan rígidas que las casitas de adobo y pasto ya no sirven para protegerse y niños y ancianos – categorías más débiles – se mueren por el frio.
Las enfermedades respiratorias en aquellas alturas y sin atenciones médicas expertas (el centro de salud puede quedar a días de marcha desde el pueblo) pueden resultar fatales. A menudo las personas que necesitan cuidado médico no empiezan ni siquiera el viaje porque no se pueden permitir de abandonar a los animales, que al final son su única fuente de sustento.
Estar tan cerca, leer cada día en el periódico el numero de los muertos, los números comparados con el año anterior, me ha chocó en lo más profundo de mi ser…y es por esta razón que, con el apoyo lejano pero siempre presente de mi mamá, y por supuesto con la indispensable ayuda de mis colegas de la ONG, pudimos organizar una pequeña campaña, juntando unos dinerillos por acá y por allá para comprar y distribuir a las comunidades más alejadas y aisladas en los Andes: mantas, colchas, abrigos, chaquetas y ropa que caliente para niños de todas las edades.
Tuvimos la oportunidad de recorreren 4×4 la región de Arequipa, Cusco, Apurímac….recibiendo toda la hospitalidad del lugar, recibimosquesos, choclo, abrazos y muchas muchísimas sonrisas….

5 años más tarde, este verano pasado, pude regresar al Perú para visitar a los amigos y para explorar lugares y regiones del país que aún no conocía. El país ha cambiado bastante en 5 años; sobre todo las ciudades han cambiado. Pero allí arriba, en los Andes, la vida sigue igual y lamentablemente las noticias siguen siendo las mismas que entonces…

Regresando de mis vacaciones, una idea me empezó a dar vueltas en mi cabeza…y junto con unas ganas de hacer algo, de ayudar de alguna manera, pero más sostenible, al mismo tiempo sensibilizando amigos y contactos aquí en Bélgica a la problemática, pero también haciendo descubrir algo de la cultura peruana, en toda su diversidad…

Se me ocurrió: porqué no organizar actividades culturales (estrictamente peruanas) aquí en Bruselas, para juntar dinero para invertirlo allí en el Perú? Las donaciones no son suficientes: Las mantas ayudan a una familia en el momento, pero su impacto es muy limitado prácticamente inexistente… me gustaría hacer algo más sostenible  y que produzca un impacto a mediano-largo plazo: por qué no brindar, en paralelo a la distribución de bienes necesarios, unos cursos de educación básica en salud e al higiene, y una capacitación en técnicas de construcción de “viviendas saludables”, que permitan, con los materiales disponibles, aislar mejor las viviendas de estas comunidades

En seguida compartí estas ideas con Carolina, sabiendo que compartía con ella el mismo cariño para el Perú y sus gentes. Ha reaccionado con entusiasmo, ofreciéndome toda su ayuda, sus contactos, sus ideas y, sobre todo, su energía y ganas de hacer.

Después he hablé con Luis, un querido amigo peruano, y Presidente de la asociación El Andino en Bruselas. Luis reaccionó diciendo: “Silvia, si me enteraba de que estabas llevando un proyecto así sin avisarme, me iba a enfadar!”.
Y nuestro pequeño equipo se constituyó.

Por supuesto, también tenemos que mencionar a los indispensables s amigos peruanos sin los cuales el proyecto no seria posible porque conocen la realidad y los problemas de las comunidades andinas, y sin los cuales todas nuestras lindas ideas no se podrían realizar.
Cada uno está poniendo sus competencias y su entusiasmo y, a poco a poco, el proyecto está tomando forma….

Apologies for this post in Italian. Translations in Spanish and English will follow soon!

Credo che tocchi a me presentarmi, dato che sto pungolando amici e compagni d’avventura a farlo da settimane, devo dare il buon esempio. Oltretutto quest’avventura è stata una mia idea, e le idee spesso provengono da esperienze di vita vissuta…quindi, incominciamo dall’inizio.
Sono Silvia, timida, sognatrice, viaggiatrice. Amo la mia famiglia, per quanto strana sia, e i miei amici, variegati e tutti così speciali per me. Adoro leggere, la fotografia, la capoeira, lo sport e le attività all’aria aperta, la montagna, cucinare, immergermi in culture diverse dalla mia più che posso, tramite la lingua, la letteratura, il cinema, la gastronomia..
Adoro in particolare lo spagnolo e la cultura ispanofona. Ho una passione particolare per l’America Latina. É un po’ inspiegabile in realtà; ma è una passione viscerale, costante….mi sento a casa in America Latina, nonostante il mio ritmo di vita abituale abbia 5 marce in più di quello latino.

5 anni fa mi sono stabilita per qualche tempo in Perù, ad Arequipa, lavorando per un’ONG belga. Conoscevo già il Perù e Arequipa ma vivere lì è stata tutta una scoperta. Mi sono innamorata ancora di più del cielo blu, delle Ande e dei suoi vulcani, della natura che lascia senza fiato, della birra Cuzqueña, della gastronomia (che mi ha lasciato vari chiletti come souvenir), della gente, dei colori, della musica…
Durante la mia permanenza a Arequipa mi sono anche scontrata con la realtà, ho visto e toccato con mano – grazie anche alle attività e ai progetti dell’ONG – le condizioni di vita delle comunità che risiedono a migliaia di metri sul livello del mare, dove le condizioni atmosferiche e ambientali sono difficili, dove il sole, così bello e caldo, brucia le guanciotte dei bambini, che già in tenera età si occupano degli animali al pascolo per interminabili giornate; dove le temperature in inverno diventano così rigide che le casette di terra non proteggono più e bambini e anziani, categorie più vulnerabili, muoiono come mosche…di freddo. Malattie respiratorie a quelle altitudini e senza cure mediche (il centro di salute magari dista giorni di cammino del villaggio) possono essere fatali. Spesso le persone bisognose di cure non intraprendono nemmeno il viaggio perché non possono abbandonare gli animali, loro unica fonte di sostentamento.
Essere così vicina, leggere ogni giorno i nuovi decessi sul giornale, i conti dei morti rispetto all’anno precedente, mi ha profondamente toccato…così, con l’aiuto distante ma sempre presente della mia mamma, e ovviamente con l’indispensabile aiuto dei miei colleghi dell’ONG, abbiamo organizzato una piccola campagna, raccogliendo fondi per acquistare e distribuire alle comunità più remote e isolate sulle Ande coperte, giacche, vestiti caldi per bambini di tutte le età.
Abbiamo percorso in 4×4 in lungo e in largo la regione di Arequipa, Cusco, Apurimac….abbiamo ricevuto formaggi, mais, abbracci e tanti tantissimi calorosissimi sorrisi in cambio…

5 anni più tardi, quest’estate, sono ritornata in Perù per rivedere gli amici e per esplorare parti del paese a me ancora sconosciute. Il paese è cambiato in 5 anni; soprattutto le città sono cambiate. Ma lassù sulle Ande la vita uguale e le notizie aihmé sono le stesse di 5 anni prima…

Tornando dalle vacanze avevo un’idea che mi frullava in testa….una voglia smisurata di fare qualcosa, di aiutare ma in modo più sostenibile, allo stesso tempo sensibilizzando amici e contatti qui in Belgio alla problematica, ma anche facendo scoprire la cultura peruviana, in tutta la sua varietà…

Perchè non organizzare attività culturali (rigorosamente peruviane) qui a Bruxelles, per raccogliere fondi da investire poi laggiù in Perù? Non mi bastano più però le donazioni: le coperte sono utili sul momento, ma hanno un impatto molto limitato se non nullo….vorrei fare qualcosa di più sostenibile e che abbia un impatto a medio-lungo termine: perché non affiancare alla distribuzione dei corsi di formazione in educazione sanitaria di base, e in tecniche di costruzione che permettano di isolare meglio le abitazioni?

Ne ho parlato immediatamente con Carolina, sapendo che condividiamo lo stesso attaccamento per il Perù e le sue genti. Ha reagito entusiasta, offrendomi tutto il suo aiuto, i suoi contatti, le sue idee e, soprattutto, la sua energia e voglia di fare.
Ne ho parlato con Luis, caro amico peruviano, e presidente dell’associazione El Andino qui a Bruxelles. La sua reazione è stata “Silvia, se avessi scoperto che stavi facendo una cosa del genere senza di me, non ti avrei rivolto più la parola!”
E il nostro piccolo ma entusiasta team si è costituito.

Ovviamente sono indispensabili gli amici peruviani, che conoscono il funzionamento, la realtà e le problematiche delle comunità andine, e senza i quali tutte le nostre belle idee non si potrebbero concretizzare. Ognuno ha messo le sue competenze e il suo entusiasmo a disposizione e, a poco a poco, il progetto sta prendendo forma….

Mi sono dilungata un po’, ma essendo l’iniziatrice di tutto ciò mi sono sentita responsabile di offrire un minimo di storia e contesto. Ho deciso di esprimermi in italiano per la mia presentazione, perché non posso escludere la mia famiglia e i miei amici di sempre, che tanto mi hanno sostenuto in Italia 5 anni fa, con la prima campagna, ma al più presto cercherò di tradurre tutto questo monologo in una lingua più ampiamente comprensibile, in caso qualcuno lo voglia leggere…

Carito

Hola amigos,

Como ya saben soy Carolina, Caro para los cercanos. La verdad es que no sabia muy bien como empezar con estas lineas. Los que me conocen saben que no son parca en palabras pero esto de ponerlas en un folio es bien diferente.

Lo principal que me ha llevado a formar parte de esta  linda inciativa es el querer compartir con todos y cada uno de ustedes mi amor por el Peru.  Los que no me conocen directamente pero están leyendo estas lineas, primero tengo que agradecerles que se interesen por Ayni Virú y a mis amigos soltarles un hola bien grande.

Soy una chica espanola, a la que le encanta viajar, cocinar y disfrutar de existir. Y por eso intento disfruta de cada momento de la mejor manera y sobre todo compartir, con mis amigos y haciendo lo que me gusta.

Una de mis pasiones, y un poco por imitación es la fotografia. Mi querido hermano, Adolfo, me hizo asomar la nariz a este mundo increible. Me compré mi primera camara buena siguiendo su consejo, y desde 2010, me acompana en mi pasion.

Cuando me mudé al Peru, en junio de 2011, me di cuenta de que queria retratar todo lo que veia, todo lo que atraia mi atencion para que la gente viera el mundo a traves de mis ojos y viviera todas y cada una de mis experiencias. Me gusta fotografiar a la gente, conocer sus historias y congelarlas en el recuerdo de una foto.

Otras de mis pasiones, y de verdad, es mi querido Perú. Y por eso estoy aquí escribiendo estas y para explicarles que hacemos en Ayni Viru. Queremos compartir con nuestros amigos en Belgica la cultura, la cocina y el arte peruanos. Este compartir nos llevará a impulsar nuestra iniciativa solidaria en el pais, a poner en marcha iniciativas para mejorar la vida de los peruanos que más lo necesiten. Como bien dice la expresión criolla, querer es poder, querid@s quieran y puedan bien…

Les esperamos a tods@s